Zazanilli Cuentos A.C.

Libros, cuentos, música, talleres, discos y espectáculos.

Archivo para la etiqueta “Textos”

NO ME GUSTAN LOS GALLOS

Hoy me acordé por la lluvia, cuando vivíamos en aquellas casas de piedra, ladrillos, madera y techos de láminas de cartón como los niños y niñas jugábamos en los charcos que se formaban en la calle. Nos gustaba por ser tan divertido aunque se enojaba mi mamá. Agarraban a un niño, el que fuera, entre dos niños más, y lo aventaban al charco de agua lleno de lodo y  nos causaba risa. También jugábamos mi hermana y yo a la comidita, a que hacíamos pasteles de chocolate. También me acuerdo de las goteras que caían en mi casa, y mi abuelito las tapaba porque mi papá se iba a trabajar y cuando le salía tocadas se iba a tocar con un señor que tocaba el acordión (sic) por eso mi abuelito se encargaba de cuidar la casa junto con mi abuelita y mi mamá.

También mi abue llevó un gallo, a mí me dan miedo los gallos, todos los gallos, por que soñé que me correteaba un gallo muy grande, alá en el pueblo, y que me picaba en los pies y yo gritaba a mi abue que me ayudara y él no más se reía y se reía en la hamaca. Y cuando desperté le dije a mi mamá y nada más se empezó a reír, por eso no me gustan los gallos.

Texto de BELEM

(primer texto oficial de nuestro trabajo)

Anuncios

“La salud de hombres y mujeres depende de la salud de sus cuentos, mitos y leyendas…”

Zazanilli, Cuentos Viajeros A.C. :

Las circunstancias socio-económicas de nuestro país durante el final del siglo XX y principios del siglo XXI (migración, desempleo, desintegración y reacomodo familiar, entre otras), han provocado el extravío, el olvido y en algunos casos la perdida irreparable del patrimonio oral de los pueblos de México. Poco a poco la gente ha disminuido el contacto con sus leyendas, cuentos, mitos y anécdotas. Sin embargo en muchos casos esta riqueza cultural sigue latente en el corazón de la comunidad.

Zazanilli, Cuentos Viajeros  tiene como misión reconciliar a las comunidades de nuestro país con la fuerza de sus tradiciones orales y de sus historias de vida particulares. Nuestra experiencia como narradores nos ha confirmado que la dignidad de un pueblo está basada en gran parte en la solidez de su patrimonio oral.

A través de sus cuentos, mitos y leyendas  un pueblo se mira, se conoce y refuerza su identidad. En cualquier circunstancia, la salud de los hombres y las mujeres depende sustancialmente de la salud de sus cuentos y de su historia.

Navegador de artículos