Zazanilli Cuentos A.C.

Libros, cuentos, música, talleres, discos y espectáculos.

Libros

 

• Jamaica Vive, historia de un mercado (2012)

PortadaJamaica

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Leer completo Jamaica Vive

 

 


• Domando la Historia, Mujeres de Sta. Martha del Sur, Coyoacán (2010)

portada04

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Leer Domando la historia pte. 1

Leer Domando la historia pte. 2

 


 

• Libros de Alumnas Cultoras de Belleza (2009)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Leer Tu vida, tu cuento, tu libro Carmen Serdán (completo)

Leer Tu vida, tu cuento, tu libro Santa Úrsula Coapa (completo)

 


 

• Cuentos para un Ameyal (2009)


 

LOS ATETEOS

Basado en testimonio de Don Tomas de Guadalupe Zaragoza, Puebla y de Doña Socorro, de Zongolica, Veracruz.*

Valentina Ortiz

I

Mi niña se me perdió, mi niña se fue al río, regresó toda mojada. Desde ese día mi María ya no quiere comer, no quiere jugar, no quiere reír; sus ojitos se le están apagando.

El doctor del Centro de Salud le ha dado medicinas de muchos colores y hasta inyecciones, pero mi María se me va. Por fin escuché las palabras de mi abuela, es cierto: Los Ateteos del ojo de agua se llevaron el espíritu de mi María y me dejaron su puritito huacal.

Mañana tempranito voy a ir con mi abuela al lugar a donde María se metió al agua. Ahí vamos a tratar de recuperar espíritu de mi niña, vamos a gritar su nombre muy fuerte para que ella lo oiga y regrese, para que se acuerde que tiene madre. Vamos a pegarle al piso con unas varas de rosal que ya fuimos a cortar, para que los Ateteos la suelten.

Los Ateteos son unos duendes chaparritos; parecen niños barrigones con las caritas bien hechecitas y el cuerpo no tanto. Siempre andan encuerados, a veces con sombrero; viven en los ríos y los manantiales de por aquí.  Les encanta jugar con los chamacos y se aprovechan de que los niños aún no tienen su alma bien hechecita.

A veces nada más juegan un ratito con nuestros chamacos y nosotros vemos cómo el niño se carcajea solito, pero hay veces que a los Ateteos se les pasa la mano y se encariñan del chamaco y pues se llevan su espíritu porque no pueden cargar con todo el chamaco, no aguantan el peso, porque son enanos.

Mañana voy a ir al Ameyal por mi María…

 

Seguir leyendo Textos de Libro Ameyal

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: